domingo, 19 de junio de 2016

Opinión: El niño en la cima de la montaña


El niño en la cima de la montaña
John Boyne
Salamandra

John Boyne nos trae 'El niño en la cima de la montaña', el irlandés pretende repetir el mismo éxito conseguido con su béstseller "El niño del pijama de rayas" (con el que vendió más de cinco millones de ejemplares). 
Han pasado diez años desde el campanazo que dió con "El niño del pijama de rayas" que también fue llevada al cine. Desde el pasado mes de Abril y, editado por Salamandra, podemos encontrar este título en las librerías. El autor vuelve a confiar en la historia de un niño, en la historia de la inocencia del mundo infantil, un protagonista que sufre las consecuencias del terror nazi, un niño que despierta en el lector empatía, ternura y compasión. 
Según la propia editorial: 
De padre alemán y madre francesa, Pierrot ha tenido una infancia no muy distinta de la de cualquier niño de su época. Sin embargo, nos hallamos en París, corre el año 1935 y la guerra que se avecina trastocará el destino de millones de personas. Tras la muerte prematura de sus padres, Pierrot deberá separarse de su íntimo amigo Anshel y abandonar Francia para vivir con su tía Beatrix, que trabaja de ama de llaves en una mansión imponente erigida en lo alto de una montaña. Pero no es una casa cualquiera; se trata nada menos que del Berghof, la enorme residencia que Adolf Hitler posee en los Alpes de Baviera.
Así, a sus siete años, alojado de manera involuntaria en el entorno íntimo del todopoderoso Führer, Pierrot se verá inmerso en un mundo tan extrañamente seductor como peligroso. En él no hay lugar para la inocencia, y cuando al final de la guerra es capturado por los aliados, Pieter —como ahora se llama— llevará un peso insoportable en su conciencia. A su regreso a París, abrumado por la culpa, un aspecto clave de la historia surgirá como una tabla de salvación, y el inesperado desenlace será una muestra más de la insondable dimensión del perdón y la amistad.
Lo mejor
La historia en sí y el ritmo de lectura del libro. Pierrot, el protagonista, conquista desde el momento 0... diferentes etapas vitales del personaje protagonistas son observadas por el lector, y eso hace que te identifiques con él, que no seas un mero observador, eres su acompañante compañero, su guía e incluso su 'tutor', al que regañarías en más de una ocasión (y en más de dos). Las hazañas de este niño que se convierte de manera precipitada en adulto son descritas de forma impoluta por parte del autor: la pérdida de inocencia, el abrir los ojos a una tétrica realidad, los odios que trae la guerra y sus miserias... . Esos ojos abiertos a la realidad pueden estar nublados por las mentiras... a veces las vendas hacen que andes desorientado... como le ocurre a Pierrot, que va cayendo en una trampa marcada por la ideología de Hitler. Destacarían también los personajes secundarios (aunque no se ahonde tanto como quisiéramos en sus vidas, son imprescindibles para comprender la historia).
Lo no tan bueno
 Aunque parezca contradictorio quizás el éxito obtenido por su anterior libro hace que miremos con recelo una posible 'segunda parte', no porque sea una continuidad en la trama, si no por pensar que se utilicen los mismos recursos para obtener éxito (ventas sobretodo). Lo mejor es intentar no tener ideas preconcebidas y lanzarse a su lectura. 

Encuentra este libro en Boolino
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...